Free xml sitemap generator Derecho Laboral y Otras cosas: marzo 2010

PRESENTACIÓN.

Con este blog vamos a intentar, a través de la publicación periódica de artículos, dar una visión actual del derecho laboral y de la prevención de riesgos laborales. Intentaremos con dicha información resultar útil a aquellos empresarios, trabajadores y profesionales que estén interesados en estos temas.

jueves, 4 de marzo de 2010

LA PRESTACION DE JUBILACION

 ESTE POST HA QUEDADO OBSOLETO DESPUÉS DE LAS REFORMAS DEL REAL DECRETO LEY 5/2013 Y DE LA LEY 27/2011 QUE PODEIS ENCONTRAR EN ESTE MISMO BLOG "LA NUEVA JUBILACIÓN"

Introducción:

En este artículo y tras el revuelo organizado por las propuestas del gobierno de retrasar la edad de jubilación a los 67, vamos a tratar de la regulación actual de las pensiones de jubilación en nuestro país, sin conocer todavía la trascendencia que en el futuro más cercano puedan tener dichas propuestas sobre la edad de jubilación, la base reguladora de la misma, etc., por lo que es posible que en breve tengamos que actualizar dicha información en función de como se desarrolle el proceso de negociación de dichas modificaciones. En la actualidad las prestaciones de jubilación, en el Regimen General de la Seguridad Social, son objeto de regulación en el art. 160 y ss. de la Ley General de la Seguridad Social.

Requisitos:

Tendrán derecho a la prestación de jubilación, los trabajadores afiliados y en alta o en situación asimilada al alta, al sobrevenir la contingencia o situación protegida. Además de las anteriores deberán cumplir:
  • Tener cubiertos 15 años de cotización, de los cuales al menos 2 deben estar comprendidos en los últimos 15 años inmediatamente anteriores a la fecha de causar derecho a la jubilación, o a aquélla en la que cesó la obligación de cotizar, en los supuestos en que se acceda a la pensión de jubilación desde una situación de alta o asimilada al alta, sin obligación de cotizar.

  • Tener cumplidos los 65 años y cesar en la actividad laboral.

  • A partir de los 60 años los trabajadores en situación de alta o asimilada al alta que acrediten la condición de mutualista en cualquier mutualidad de trabajadores por cuenta ajena con anterioridad al 01/01/1967.

  • A partir de los 61 años los trabajadores en situación de alta o asimilada al alta que acrediten un período de cotización efectiva de 30 años, que se encuentren como demandantes de empleo durante al menos los 6 meses anteriores a la fecha de solicitud de jubilación y siempre que el cese en el último trabajo realizado no se produzca en virtud de causa imputable a la libre voluntad del trabajador.

  • Excepcionalmente, en determinados supuestos (jubilación parcial con contratos de relevo, actividades peligrosas, tóxicas, minusválidos con grado de minusvalía igual o superior al 65%, trabajadores don un grado de minusvalia igual o superior al 45% y determinadas discapacidades) podrá accederse a la jubilación con antelación a la edad ordinaria sin coeficientes reductores.

Cuantía de la prestación:
Viene determinada por el importe de la base reguladora y el número de años cotizados de acuerdo con los siguientes porcentajes:






A partir del 1 de Enero de 2008 se suprimen paulatinamente los días-cuota, considerándose a efectos de carencia sólo los días reales de cotización. Se entendía por días-cuota los procedentes del cómputo como días cotizados de aquellos correspondientes a las partes proporcionales de las pagas extraordinarias.

De esta forma los días de cotización reales necesarios serán a partir de 2008:


En cuanto a la base reguladora se calcula de la siguiente forma:

  • Se dividen por 210 la suma de las bases de cotización del trabajador, durante los 180 meses anteriores a la jubilación, tomándose las bases correspondientes a los 24 meses inmediatamente anteriores a aquél en que se produzca el hecho causante, en su valor nominal; las restantes se actualizan de acuerdo con la evolución del IPC, desde los meses a que dichas bases correspondan hasta el mes inmediato anterior a aquél en que se inicie el periodo de bases no actualizables.

  • Si en el período que haya de tomarse para el cálculo de la base reguladora, apareciesen meses en los que no existiera la obligación de cotizar, estas lagunas se integran con la base mínima del Régimen General existente en cada momento para trabajadores mayores de 18 años.

La cuantía mínima de la pensión esta en función de la edad del beneficiario, de la existencia de cónyuge y de si este esta o no a cargo del pensionista siendo estas cantidades para el año 2010:
  • 65 ó más años y cónyuge a cargo 10152.80 Euros/año.

  • 65 ó más años con cónyuge no a cargo 7805 Euros/año.

  • 65 ó más años sin cónyuge 8229.20 Euros/año.

  • Menos de 65 años con cónyuge a cargo 9515.80 Euros/año.

  • Menos de 65 años con cónyuge no a cargo 7237 Euros/año.

  • Menos de 65 años sin cónyuge 7697.20 Euros/año.

En cuanto a la cuantía máxima sería de 34526.80 Euros/año.
Desde este enlace os podeis descargar el programa de cálculo de la Seguridad Social que os ayudara en estos cálculos tan complicados:

http://www.seg-social.es/Internet_1/OficinaVirtual/CatalogodeServicios/Ustedmismoprogramad43081/index.htm
Cuando se trate de jubilación anticipada, siempre que el cese no haya sido imputable a la libre voluntad del trabajador o se trate de trabajador mutualista, se aplican los siguientes coeficientes reductores de la cuantía de la pensión, según los años de cotización efectiva:


Determinación de los periodos de cotización:

Se computa el total de días cotizados a lo largo de la vida laboral del causante. Los periodos superpuestos únicamente se tendrán en cuenta una vez. Los días de cotización a tener en cuenta son:
  • Cotizados al Régimen General de la Seguridad Social.

  • Cotizados a los diferentes Regimenes Especiales de la Seguridad Social.

  • Cotizados al Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI) y/o Mutualismo Laboral.

  • A los Regímenes Integrados, incluyéndose los anteriores a la implantación de éstos, si fueron computables para causar derecho a las prestaciones en ellos previstas.

  • A otras Entidades de Previsión Social que actúen como sustitutorias de las correspondientes a los regímenes que estén pendientes de integración.

  • Las efectuadas al Régimen de Clases Pasivas del Estado.

  • Períodos asimilados para religiosos y sacerdotes secularizados.

  • A efectos de las pensiones contributivas de jubilación se computarán a favor de la trabajadora solicitante de la pensión un total de 112 días de cotización por cada parto de un solo hijo y de 14 días más por cada hijo a partir del segundo, éste incluido, si el parto fuera múltiple, salvo sí, por ser trabajadora en el momento del parto, se hubiera cotizado durante la totalidad de las 16 semanas, o si el parto fuese múltiple, durante el tiempo que corresponda.
Al número de días cotizados se sumará, siempre que se acredite cotizaciónes a los extinguidos Regímenes de Seguro de Vejez e Invalidez y Mutualismo Laboral con anterioridad al 1/1/1967, el número de años y fracciones de año que correspondan al trabajador, según la edad que tenga cumplida el 01/01/1967 según la tabla siguiente:
Tambien es necesario tener en cuenta la reciente redacción de la disposición adicional cuadragésimocuarta de la Ley General de la Seguridad Social, según la cual, en los casos de jubilación o incapacidad permanente se computaran a favor de la trabajadora solicitante 112 días completos de cotización por cada parto y 14 días completos más por cada hijo a partir del segundo en caso de parto multiple, cuando no se hubiera cotizado durante el periodo de suspensión por maternidad, cualquiera que sea el regimen de la Seguridad Social al que pertenezca la trabajadora (también se aplica en el caso del SOVI según sentencia del Tribunal Supremo de 21 de Diciembre de 2009).

Incompatibilidades:
La pensión de jubilación es incompatible con:
  • El trabajo o con la realización de actividades para cualquiera de las Administraciones públicas.

  • Con otras pensiones.
La prestación de jubilación es vitalicia por lo que unicamente se extingue por el fallecimiento de su titular, si bien puede quedar en suspenso por incompatibilidad con el trabajo u otras pensiones.
La jubilación parcial:
Siempre que se celebre un contrato de relevo simultáneo, los trabajadores a tiempo completo podrán acceder a la jubilación parcial cuando reúnan los siguientes requisitos:

  • Edad 61 años o 60 años en los casos de mutualistas con anterioridad al 01/01/1967.

  • Antigüedad en la empresa de 6 años inmediatamente anteriores a la fecha de jubilación parcial.
  • Reducción de jornada con límite inferior en el 25% y superior 75% .

  • Acreditar 30 años de cotización a la Seguridad Social.
Jubilación SOVI:
En algunos casos, cuando no se tiene derecho a la prestación de jubilación ordinaria, se puede solicitar la prestación de jubilación SOVI. Tienen derecho a dicha pensión aquellos trabajadores que cumplan los siguientes requisitos:
  • Tener cumplidos los 65 años o los 60 años en el supuesto de vejez por causa de incapacidad. Esta incapacidad debe ser permanente y total para la profesión habitual y no derivada de accidente laboral o enfermedad profesional.

  • No tener derecho a ninguna otra pensión a cargo de los regimenes que integran el Sistema de la Seguridad Social, o a sectores laborales pendientes de integración del mismo, con excepción de las pensiones de viudedad de las que puedan ser beneficiarios.

  • Haber estado afiliado al Regimén de retiro obrero o tener cubiertos 1800 días de cotización al regimén del Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI) antes de 01/01/1967.
El importe de dicha prestación en el año 2010 es de 375,70 euros, cuando no concurre con otras prestaciones, y se abonan 14 mensualidades al año.
Dicha prestación se devenga a partir del día siguiente al cumplimiento de los 65 años siempre que la solicitud se haya presentado en los 30 días siguientes a dicha fecha y en caso contrario a partir del día primero del mes siguiente al de presentación de la solicitud igual tratamiento tiene el devengo en el caso de vejez por incapacidad.
La propuesta:
En cuanto a la propuesta del gobierno de aumentar la edad de jubilación hasta los 67 años se sabe que dicho aumento se produciría de forma progresiva y según el siguiente calendario: Más información:

miércoles, 3 de marzo de 2010

LA PRESTACION DE RIESGO DURANTE EL EMBARAZO

Introducción:

La situación de riesgo durante el embarazo, es la situación en la que se encuentran las trabajadoras durante el periodo de suspensión de su contrato por riesgo durante el embarazo, cuando debiendo cambiar de puesto de trabajo, por influir éste negativamente en su salud o en la del feto, a otro compatible con su estado, dicho cambio no resulte posible o no pueda exigirse por motivos justificados. La regulación legal de dicha situación se encuentra en el art. 26 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y en los arts. 165.1, 172, 186 y 187 de la Ley General de la Seguridad Social.

Requisitos:

Son requisitos para poder solicitar la prestación por riesgo durante el embarazo:
  • Afiliación y alta en la Seguridad Social.
  • Estar al corriente del pago de las cuotas de la Seguridad Social, en el caso de los trabajadores autónomos.
  • No es preciso ningún periodo específico de carencia
  • Como hemos dicho más arriba, es necesario también que las condiciones del puesto de trabajo representen un riesgo para la trabajadora o para el feto y que no exista la posibilidad de adaptación del puesto de trabajo o el cambio a otro puesto de trabajo que no resulte peligroso para la trabajadora embarazada.

Procedimiento:

El procedimiento a seguir para la solicitud de la prestación por riesgo durante el embarazo sería el establecido en el Real Decreto 205/2009 de 6 de Marzo por el que se regulan las prestaciones económicas del sistema de Seguridad Social por maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural.
  • El procedimiento se inicia por el informe del médico del Servicio Público de Salud que asiste a la trabajadora y que acredita la situación de embarazo y la fecha probable del parto. La trabajadora se dirigirá con dicho informe, y con la declaración de la empresa o de la trabajadora autónoma, sobre los trabajos y actividades realizadas, condiciones del puesto de trabajo, categoría, riesgo específico, etc, a la Entidad Gestora o a la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales, dependiendo de quien tiene la gestión de las Contingencias Profesionales de la empresa.
  • Los servicios médicos del Entidad Gestora o de la Mutua emitirán un certificado médico, acreditando que las condiciones del puesto influyen negativamente en la salud de la trabajadora. Aquí puede presentarse el primer problema pues la Entidad Gestora o Mutua puede guiarse para determinar la peligrosidad del puesto por el informe emitido por la Sociedad de Ginecológia y Obstetricia (SEGO) y considerar que o bien el puesto no presenta peligro por no encontrarse sus funciones recogidas en dicho informe como peligrosas o que el riesgo se producirá cuando transcurran el número de semanas que establezca el informe y por tanto emitir certificado negativo de la existencia de riesgo. En estos casos lo único que se puede hacer: presentar una reclamación que posteriormente entregaremos en la Consejería de Sanidad de la Comunidad Autónoma correspondiente, poner los hechos en conocimiento de la inspección médica de zona e interponer la correspondiente reclamación previa ante el INSS para en caso de que no se atienda la misma acudir al procedimiento judicial correspondiente.
  • En caso de que la Mutua o Entidad Gestora, si que emitan certificado positivo de la existencia de riesgo durante el embarazo, es necesario presentar solicitud que acompañara a parte de la documentación anteriormente dicha: declaración de la empresa sobre la inexistencia de puesto compatible con el estado de la trabajadora y aquella documentación necesaria para acreditar la identidad y circunstancias determinantes del derecho.
  • Toda la tramitación anterior, se llevará a cabo en los centros de la Entidad Gestora o de la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales.

Resolución del expediente:

La resolución del expediente se llevará a cabo por el Director Provincial de la Entidad Gestora de la provincia de residencia de la interesada, que dictará y notificará la resolución en el plazo máximo de 30 días, desde la solicitud de la trabajadora.

Duración de la prestación:

Hemos de distinguir entre:
  • Trabajador por cuenta ajena: Se inicia el derecho a la prestación desde el mismo día en que se inicia la suspensión y finaliza el día en que se inicie la suspensión del contrato por maternidad biológica o cuando desaparezca la imposibilidad de la trabajadora de reincorporarse a su puesto anterior o a otro compatible con su estado.
  • Trabajador por cuenta propia: Se inicia desde el día siguiente a aquel en que se emite el certificado por los servicios médicos de la Entidad Gestora o de la Mutua y termina en las mismas condiciones que para los trabajadores por cuenta ajena.

Cuantía de la prestación:

La cuantía de la prestación será del 100% de la base reguladora establecida para las Contingencias Profesionales (o el 100% de la base reguladora por Contingencias Comunes, cuando se trate de un régimen de la Seguridad Social que no contemple las Contingencias Profesionales).

Hay que tener en cuenta en estos casos, las diferencias de tratamiento por parte de la Seguridad Social entre la baja por Contingencias Comunes y por Riesgo durante el embarazo, así:
  • En la baja por riesgo durante el embarazo, la prestación se paga desde el primer día de la suspensión y la cantidad que se paga es el 100% bien de la Base Reguladora por Contingencias Profesionales o Contingencias Comunes, tal y como se ha dicho más arriba.
  • En la baja por Incapacidad Temporal derivada de Contingencias Comunes y si el Convenio de aplicación al trabajador no dice otra cosa. La prestación se paga a partir del 4º día; entre el día 4º y el 20º  la cantidad que se paga es del 60% de la Base reguladora por Contingencias Comunes, que podría ser inferior a la Base Reguladora por Contingencias Profesionales, y el 75% a partir del día 21.
Así pues, pueden verse claramente las ventajas de acogerse a la prestación por riesgo durante el embarazo.

Bonificaciones:

La situación de riesgo durante el embarazo de un trabajador va a dar lugar a bonificaciones en la contratación, para el empresario. Así a la cotización de los socios-trabajadores o socios de trabajo de las sociedades cooperativas, o trabajadores por cuenta propia o autónomos sustituidos mediante contratos de interinidad, celebrados con desempleados, a los que se refiere el Real Decreto Ley 11/1998 de 4 de Septiembre, se aplicarán las siguientes bonificaciones:
  • Bonificación del 100% en las cuotas empresariales de la Seguridad Social, incluidas las de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales y en las aportaciones empresariales de las cuotas de recaudación conjunta para el caso de los trabajadores encuadrados en un régimen de Seguridad Social propio de trabajadores por cuenta ajena.
  • Bonificación del 100% de la cuota que resulte de aplicar sobre la base mínima o fija que corresponda del tipo de cotización establecido como obligatorio para trabajadores incluidos en un régimen de Seguridad Social propia de trabajadores autónomos.
Las bonificaciones anteriores se aplicarán mientras coincidan en el tiempo, suspensión de la actividad por dichas causas y el contrato de interinidad del sustituto.

Más información:

Seguridad Social: prestación por riesgo durante el embarazo

AVISO LEGAL

1. DATOS IDENTIFICATIVOS: El presente blog es propiedad de Manuel Leva Fernández N.I.F. 52.183.757-T con despacho abierto en el Paseo de las Delicias, 30 2º C.P.28045 de Madrid.
2. DATOS COLEGIALES:EL TITULAR del blog es abogado colegiado número 88.258 del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.
3. POLÍTICA DE ENLACES: Salvo en el caso del enlace a la web del despacho profesional EL TITULAR del blog no ejerce ningún control sobre el resto de sitios y contenidos enlazados. En ningún caso EL TITULAR del blog asumirá responsabilidad alguna por los contenidos de algún enlace perteneciente a un sitio web ajeno, ni garantizará la disponibilidad técnica, calidad, fiabilidad, exactitud, amplitud, veracidad, validez y constitucionalidad de cualquier material o información contenida en ninguno de dichos hipervínculos u otros sitios de internet. Igualmente la inclusión de estas conexiones externas no implicará ningún tipo de asociación, fusión o participación con las entidades conectadas.
4. DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL E INDUSTRIAL: EL TITULAR del blog es propietario de todos los derechos de propiedad intelectual e industrial del blog, así como de los elementos contenidos en ellas. Todos los derechos reservados en virtud de lo dispuesto en los artículos 8 y 32.1, párrafo segundo, de la LPI, quedan expresamente prohibidas la reproducción, la distribución y la comunicación pública, incluida su modalidad de puesta a disposición, de la totalidad o parte de los contenidos de este blog, con fines comerciales, en cualquier soporte y por cualquier medio técnico sin la autorización DEL TITULAR . EL USUARIO se compromete a respetar los derechos de Propiedad Intelectual e Industrial titularidad DEL TITULAR.
5. RESPONSABILIDAD DE TITULAR, POR LOS DAÑOS QUE PUEDAN SURGIR DURANTE LA VISITA A NUESTRO BLOG: EL TITULAR no se hace responsable en ningún caso de los daños y perjuicios de cualquier naturaleza que pudieran ocasionar, a título enunciativo: errores u omisiones en los contenidos, falta de disponibilidad del blog, o la transmisión de virus o programas maliciosos o lesivos en los contenidos, a pesar de haber adoptado todas las medidas tecnológicas para evitarlo.
6. COOKIES: El presente blog no utiliza cookies.
7. JURISDICCIÓN Y LEYES APLICABLES: En cuanto a la jurisdicción competente y las leyes aplicables para resolver cuestiones relacionadas con el presente blog serán las españolas.