Free xml sitemap generator Derecho Laboral y Otras cosas: febrero 2010

PRESENTACIÓN.

Con este blog vamos a intentar, a través de la publicación periódica de artículos, dar una visión actual del derecho laboral y de la prevención de riesgos laborales. Intentaremos con dicha información resultar útil a aquellos empresarios, trabajadores y profesionales que estén interesados en estos temas.

viernes, 5 de febrero de 2010

EL CONTRATO DE TRABAJO




Introducción: Todos sabemos que en multitud de ocasiones las cosas no son lo que parecen: la tierra se mueve, las estrellas no son puntitos de luz en el cielo, etc. Lo mismo sucede con los contratos. Es jurisprudencia consolidada del Tribunal supremo que las cosas son lo que son y no lo que las partes dicen que son (STS 27/04/1998 o de 29/12/1999 entre otras). ¿Que quiere decir eso y de que manera influye a un artículo sobre el contrato de trabajo? lo que quiere decir esto es que para calificar a una relación entre dos personas de contrato de trabajo o de relación mercantil hay que estar a las características de dicha relación y que contratos mercantiles del tipo del de arrendamiento de servicio, ejecución de obra, transporte, etc. pueden ser por sus características verdaderos contratos laborales y viceversa. En este artículo vamos a intentar daros las claves para que distingais entre unas relaciones y otras.


El contrato de trabajo sus notas características:


¿Que características son las que hacen que un contrato se califique como laboral? La ley (Art. 1.1 y art.8.1 del Estatuto de los Trabajadores) y la jurisprudencia han distinguido entre rasgos esenciales o consustanciales a la relación laboral que serían los que sólo se dan en este tipo de relaciones y otros rasgos que si bien se dan en las relaciones laborales, también pueden darse en relaciones de otro tipo. Así en un contrato de arrendamiento de servicios existe el intercambio de trabajo por retribución que podemos ver en el contrato de trabajo, sin embargo este último tiene dos notas que aquel no tiene nunca: la dependencia y la ajenidad (STS 29/09/2003). A continuación vamos a todas las características que debe reunir un contrato de trabajo:

  • Dependencia: Viene definida en el art. 1.1 del Estatuto de los trabajadores cuando dice: La presente Ley será de aplicación a los trabajadores que voluntariamente presten sus servicios retribuidos por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona físicia o jurídica denominada empleador o empresario.Así pues dependencia es la realización de la actividad en el ámbito de organización y dirección de otra persona, es decir la subordinación del trabajador a la empleador o empresario a favor de la cual se ejecuta el trabajo. La sujeción a las ordenes o instrucciones del empresario. Si bien parece sencillo distinguir cuando existe dicha depencencia no es tan fácil en la realidad y es necesario recurrir a las Sentencias del Tribunal Supremo o del antiguo Tribunal Central de Trabajo en las que se han establecido una serie de indicios que ayudan a aclarar la situación, así apuntarían a la existencia de la citada dependencia: el sometimiento a jornada y a un horario (STCT 23/12/1986); la asiduidad en la asistencia al trabajo (STS 13/04/1987); indicaciones de personas a atender (STS 15/04/1990 y 29/12/1999); lugar de trabajo en el centro del empresario contratante (STCT 6/02/1986); la inserción del trabajador en la organización de trabajo del empleador o empresario que se encarga de programar su actividad y su reverso ausencia de estructura empresarial del empresario contratado (SSTS 8/10/1992 y 22/04/1996, 29/03/1988); el cumplimiento de ordenes e instrucciones del empresario (STS 26/01/1994); la necesidad de dar cuenta al empresario del trabajo realizado, controlando éste el resultado de la actividad (SSTS 13/04/1989 y 26/01/1994) ; prestación de servicios a un empleador en exclusiva compatible en determinados servicios con un regimen excepcional de suplencias o sustituciones (STS 23/10/1989); hacer publicidad de la empresa en el vehículo de transporte o en las ropas (26/02/1986 y 12/09/1988) .
En ciertas relaciones con profesionales (fundamentalmente abogados y médicos) dada la sujeción de estos a sus normas profesionales y deontológicas se da una dependencia atenuada que complica más aún la valoración de cuando se trata de una relación laboral o cuando de una relación mercantil (STS 11/12/1989).
Es claro que la ausencia de los indicios que más arriba hemos enumerado serían signos de una relación mercantil.
  • Ajenidad: Va a tener una doble consideración en cuanto implica que los resultados de la actividad laboral del trabajador van a pertenecer desde el momento de su producción al empresario (ajenidad en los frutos) y segundo porque es el empresario el que corre con los riesgos que de la actividad empresarial se deriven, ya que el trabajador tiene derecho a su salario con independencia de los resultados de la empresa (ajenidad en los riesgos). Al igual que en el caso anterior la jurisprudencia ha ido perfilando una serie de indicios de la ajenidad de la relación, así: la entrega o puesta a disposición por parte del trabajador de los productos elaborados o de los servicios realizados para que el empresario los explote comercialmente (STS 31/03/1997 y STS 13/04/1989); la adopción por parte del empresario de las decisiones concernientes a las relaciones de mercado o las relaciones con el público (fijación de precios o tarifas, selección de clientela, indicación de personas a atender)(STS 15/4/1999) y 29/12/1999);la existencia de una retribución mínima garantizada (STS 7/6/1986); la no aportación de los medios o instrumentos de trabajo (STS 13/06/1988 y 15/09/1988).
Entre las caracterísiticas del contrato de trabajo que no serían esenciales por estar presentes también en otro tipo de relaciones, tendriamos:
  • Voluntariedad:Las partes concluyen el contrato de forma voluntaria sin que pueda concurrir ningún tipo de coacción. Ello excluye de la relación laboral situaciones como las del tráfico de mujeres.
  • Retribución:La relación habrá de ser retribuida. Son indicios de relación laboral en este sentido: La percepción de una retribución garantizada (STS 7/6/1986); que esta guarde cierta proporción con la actividad prestada; y que tenga un carácter fijo y periódico (STS 20/9/1995), la atribución a un tercero distinto del cliente de la obligación retributiva y la correlación de la remuneración del trabajo con criterio o factores estandarizados de actividad profesional, manifiestan la existencia de trabajo por cuenta ajena (STS 20/9/1995);la existencia de una contraprestación económica al trabajo cuya cuantía, comparada con la de los salarios de los trabajadores de la misma localidad y actividad, no envuelve un lucro o beneficio especial sino que resulta equivalente a la de aquellos (STS 25/02/1990 y STS 29/03/1990) .
Si bien como hemos dicho el tipo de contrato de trabajo, el alta en Seguridad Social en un regimen determinado y el alta en el Impuesto de Actividades Económicas no determina el tipo de relación laboral ante la que nos encontramos, si que se trata de indicios que hay que valorar junto a todos los enumerados más arriba para determinar el carácter mercantil o laboral de la relación (SSTS 29/09/1987 y STS 3/10/1988).
En caso de duda el juez en virtud de la presunción contenida en el art.8.1. del Estatuto de los Trabajadores fallará en favor de la laboralidad de la relación.

jueves, 4 de febrero de 2010

LA TARJETA PROFESIONAL DE LA CONSTRUCCION.


Introducción:

En un intento por poner fin al alto índice de siniestralidad en el sector de la construcción el 18 de Octubre de 2006 se aprueba la ley 32/2006 reguladora de la subcontratación en el sector de la construcción de la que ya hemos hablado en este blog. En el art. 10 de dicha norma se establecia la posibilidad de establecer programas formativos y contenidos específicos de carácter sectorial, así como sistemas de acreditación de los mismos a través de la negociación colectiva sectorial. De esta forma el 1 de Agosto de 2007 se inscribe por la Dirección General de Trabajo el IV Convenio Colectivo General del Sector de la Construcción en el cual se regula la expedición de la Tarjeta Profesional de la Construcción (TPC) y entre otros requisitos, la formación necesaria para conseguirla. Más adelante el 3 de Marzo de 2009 se incribe el Acuerdo Estatal del Sector del metal que establece de forma muy parecida al anterior la Tarjeta Profesional de la Construcción para el Sector Metal.

La Tarjeta Profesional de la Construcción:


Se espera que a través de dicha tarjeta se asegure la no utilización de trabajadores fisicamente no aptos o con carencias de formación preventiva en trabajos para los que no están cualificados. De esta forma la TPC recoge: La aptitud médica del trabajador, cualificación profesional y experiencia en el sector del trabajador y por último la formación en prevención de riesgos laborales que posee.

La encargada de implantar, desarrollar y divulgar la TPC es la Fundación Laboral de la Construcción (FLC) y la misma será obligatoria para trabajar en las empresas que están acogidas al IV Convenio Colectivo General del Sector de la Construcción (2007-2011) a partir del 1 de Enero de 2012.

Para obtener la TPC se debe realizar al menos la formación general de 8 horas que se establece en el Art. 138 del citado Convenio. A parte de esta formación el Convenio establece una formación específica en función de los trabajos realizados en la obra dicha formación se regula en los arts. 139 y ss. del Convenio y es la enumerada a continuación:
  • gerentes (10 horas).
  • responsables de obra y técnicos de ejecución (20 horas).
  • delegados de prevención (70 Horas).
  • administrativos (20 horas).
  • trabajos de demolición y rehabilitación (20 horas).
  • encofrados (20 horas).
  • ferrallado (20 horas).
  • revestimiento de yeso (20 horas).
  • electricidad (20 horas).
  • fontaneria (20 horas).
  • cantería (20 horas).
  • pintura (20 horas).
  • solados y alicatados (20 horas).
  • operadores de aparatos elevadores (20 horas).
  • operadores de vehículos y maquinaria de movimiento de tierras (20 horas).
  • operadores de equipos manuales (20 horas).
  • nivel básico de prevención en la construcción (60 horas).
Podrán solicitar la TPC los:
  • Trabajadores en alta, o en situación de incapacidad temporal, que presten sus servicios en empresas encuadradas en el ámbito de aplicación del Convenio General del Sector de la Construcción.
  • Los trabajadores en desempleo siempre que tengan acreditados, al menos, 30 días de alta en empresas encuadradas en el ámbito de aplicación del Convenio, en el periodo de 12 meses inmediatamente anterior a la fecha de la solicitud.
La TPC podrá solicitarse en cualquier centro de la fundación laboral de la construcción y en aquellas entidades con las que la fundación haya firmado convenio de colaboración (sindicatos y asociaciones empresariales). Se puede solicitar tanto presencialmente como remitiendo la documentación por correo postal al punto de tramitación. El impreso de solicitud se puede obtener en la siguiente página web: http://www.trabajoenconstruccion.com/. También se puede presentar la solicitud vía on-line en la misma página web pero en dicho caso es necesario remitir la documentación que más adelante se enumera, bien presencialmente bien vía correo.
Será necesario aportar necesariamente para conseguir la TPC:
  • El formulario que se recoge en el Anexo V del Convenio.
  • Fotografía tamaño carné, fotocopia del D.N.I. o tarjeta de residencia e informe de vida laboral de la Tesoreria General de la Seguridad Social emitido dentro de los 30 días anteriores a la solicitud.
Al menos uno de los siguientes:
  • Certificado de empresa para la FLC según modelo establecido en el Anexo VI del Convenio.
  • Certificado de empresa para el Servicio Público de Empleo.
  • Original o fotocopia compulsada de recibo de salarios o contrato.
Finalmente fotocopia compulsada del título o certificado que acredite haber recibido la formación genérica que con carácter de mínimos establece el citado Convenio Colectivo.
La TPC caduca a los 5 años de su emisión y se podrá renovar siempre que se acreite al menos 30 días de alta en empresas encuadradas en el ámbito de aplicación del Convenio General del Sector de la Construcción en el periodo de 12 meses inmediatamente anterior a la fecha de solicitud de la renovación.
Entre los derechos a los que da lugar la TPC además de los propios de la ley de protección de datos de carácter personal podemos resaltar: La exención de periodo de prueba siempre que acredite su cumplimiento en cualquier empresa anterior y la validez del reconocimiento en materia de vigilancia en la salud con el límite de un año para el mismo puesto o actividad.
En cuanto a las obligaciones del titular de la tarjeta: conservar la tarjeta en perfecto estado, comunicar a la Fundación Laboral de la Construcción la modificación de datos relevantes que figuren en su expediente e informar a la Fundación Laboral de la Construcción en su caso del robo o extravío de la tarjeta. En este caso podrá conseguir un duplicado en cualquier punto de tramitación mostrando el D.N.I. o la tarjeta de residencia.
La Tarjeta Profesional de la construcción en el sector metal:
Como hemos dicho más arriba también el Acuerdo Estatal del Sector Metal ha creado una tarjeta profesional que al igual que la anterior será obligatoria a partir de 2012 para todos los trabajadores de empresas a las que les sea de aplicación el citado Acuerdo Estatal. Dado que la regulación de dicha tarjeta profesional es prácticamente identica nos limitaremos a exponer las diferencias que existen respecto a la anterior.
En primer lugar todas las menciones hechas a la FLC con anterioridad deben entrenderse en este caso respecto de la Fundación del Metal para la formación, cualificación y el empleo.
En cuanto a la regulación de la citada tarjeta se contiene en el art. 48 y ss. del citado acuerdo.
Finalmente y en cuanto a los cursos específicos del puesto de trabajo existen diferencias tanto en cuanto a las funciones como en cuanto al número de horas de algunos de ellos, así:
  • directivos de empresa (10 horas).
  • responsables y técnicos de ejecución de la actividad (20 horas).
  • mandos intermedios (20 horas).
  • delegados de prevención (50 horas).
  • fontaneria e instalacines de climatización (20 horas).
  • instalación de ascensores (20 horas).
  • instalaciones, reparaciones, montajes, estructuras metálicas, cerrajería y carpintería metálica (20 horas).
  • operadores equipos manuales (20 horas).
  • administrativos (20 horas).
  • ferrallado (20 horas).
  • operadores aparatos elevadores (20 horas).
Más informacion:
http://www.fundacionlaboral.org/web/esp/tarjeta_profesional.asp?selec=0
http://www.fmfce.org/es/seccion/tpc/

AVISO LEGAL

1. DATOS IDENTIFICATIVOS: El presente blog es propiedad de Manuel Leva Fernández N.I.F. 52.183.757-T con despacho abierto en el Paseo de las Delicias, 30 2º C.P.28045 de Madrid.
2. DATOS COLEGIALES:EL TITULAR del blog es abogado colegiado número 88.258 del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.
3. POLÍTICA DE ENLACES: Salvo en el caso del enlace a la web del despacho profesional EL TITULAR del blog no ejerce ningún control sobre el resto de sitios y contenidos enlazados. En ningún caso EL TITULAR del blog asumirá responsabilidad alguna por los contenidos de algún enlace perteneciente a un sitio web ajeno, ni garantizará la disponibilidad técnica, calidad, fiabilidad, exactitud, amplitud, veracidad, validez y constitucionalidad de cualquier material o información contenida en ninguno de dichos hipervínculos u otros sitios de internet. Igualmente la inclusión de estas conexiones externas no implicará ningún tipo de asociación, fusión o participación con las entidades conectadas.
4. DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL E INDUSTRIAL: EL TITULAR del blog es propietario de todos los derechos de propiedad intelectual e industrial del blog, así como de los elementos contenidos en ellas. Todos los derechos reservados en virtud de lo dispuesto en los artículos 8 y 32.1, párrafo segundo, de la LPI, quedan expresamente prohibidas la reproducción, la distribución y la comunicación pública, incluida su modalidad de puesta a disposición, de la totalidad o parte de los contenidos de este blog, con fines comerciales, en cualquier soporte y por cualquier medio técnico sin la autorización DEL TITULAR . EL USUARIO se compromete a respetar los derechos de Propiedad Intelectual e Industrial titularidad DEL TITULAR.
5. RESPONSABILIDAD DE TITULAR, POR LOS DAÑOS QUE PUEDAN SURGIR DURANTE LA VISITA A NUESTRO BLOG: EL TITULAR no se hace responsable en ningún caso de los daños y perjuicios de cualquier naturaleza que pudieran ocasionar, a título enunciativo: errores u omisiones en los contenidos, falta de disponibilidad del blog, o la transmisión de virus o programas maliciosos o lesivos en los contenidos, a pesar de haber adoptado todas las medidas tecnológicas para evitarlo.
6. COOKIES: El presente blog no utiliza cookies.
7. JURISDICCIÓN Y LEYES APLICABLES: En cuanto a la jurisdicción competente y las leyes aplicables para resolver cuestiones relacionadas con el presente blog serán las españolas.