Free xml sitemap generator Derecho Laboral y Otras cosas: junio 2010

PRESENTACIÓN.

Con este blog vamos a intentar, a través de la publicación periódica de artículos, dar una visión actual del derecho laboral y de la prevención de riesgos laborales. Intentaremos con dicha información resultar útil a aquellos empresarios, trabajadores y profesionales que estén interesados en estos temas.

lunes, 7 de junio de 2010

LA REFORMA DE LA LEY PROCESAL LABORAL. LA NUEVA OFICINA JUDICIAL

Introducción.

El pasado 4 de Mayo entró en vigor la Ley 13/2009 de 3 de Noviembre de reforma de la legislación procesal para la implantación de la nueva Oficina Judicial. Dicha reforma tiene su origen en la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial de que se produjo a través de la Ley Orgánica 19/2003 que pretendía dotar a la administración de justicia de una estructura flexible que le permitiese adaptarse a las demandas de una sociedad tan compleja, plural y cambiante como esta en la que vivimos. Desde este origen la reforma de la Ley de Procedimiento Laboral pretende concretar en el ámbito procesal los cambios introducidos por la reforma más arriba mencionada.

Aspectos básicos de la reforma estructural.

En la estructura, resultado de la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, se distinguen dos estructuras: la oficina judicial y las unidades administrativas que quedan para la jefatura, ordenación y recursos humanos de la oficina judicial y que puede depender de las CC.AA. En cuanto a la oficina judicial se distinguen dos tipos de unidades:Unidades Procesales de Apoyo Directo (UPAD) asociadas a los distintos órganos judiciales y los Servicios Comunes Procesales que pueden compartir varios juzgados o Tribunales, incluso de distintas jurisdicciones. Con dicha división de la oficina judicial se pretende una especialización de los funcionarios por razón de las actuaciones que realicen (notificaciones, citaciones, emplazamientos, embargos, etc.).

Otro aspecto de la reforma estructural es el reforzamiento de la figura del Secretario Judicial. Hasta la entrada en vigor de la reforma el juez era el órgano superior del juzgado en cualesquiera materias que le afectasen. A partir de la misma tenemos que distinguir entre las funciones jurisdiccionales propiamente dichas, funciones que corresponden a los jueces por mor del artículo 117 de la Constitución Española, y funciones no jurisdiccionales que se atribuyen al Secretario Judicial entre ellas: la fe pública judicial, documentación; impulso del proceso judicial en los términos legales; archivo y llevanza de libros; depósito de bienes y objetos afectos a expedientes; cuenta judicial; estadística judicial y dación de cuentas;organización gestión, inspección y dirección del personal; la ejecución, salvolas competencias reservadas por ley a Jueces y Magistrados; Conciliaciones y cualesquiera otras competencias que le atribuyan las leyes y normas reglamentarias.

Dicho reforzamiento de las funciones del Secretario Judicial necesita de nuevas resoluciones que le permitan ejercer las mismas. Así se crea el Decreto, equivalente al Auto judicial, que deberá ser motivado. La Ley de Procedimiento Laboral contempla diferentes supuestos en los que se exige que la resolución del Secretario sea de este tipo.


Una visión general de la reforma.

Son objetivos de la nueva reforma:
  • Atribución al Secretario Judicial de las competencias no jurisdiccionales y por tanto delimitación de que competencias pueden entenderese como tales.
  • Introducción de determinadas mejoras procesales, fruto de la experiencia. Entre estas: el fomento de buenas prácticas como el facilitar la acumulación de actuaciones y de esta forma evitar o reducir las dilaciones en la tramitación de los pleitos; Una nueva regulación relativa a los señalamientos de toda clase de vistas que ahora se atribuyen al Secretario Judicial con las siguiente limitaciones: se ha de adaptar a las prioridades y preferencias que se fijan en las leyes procesales, a los criterios generales y concretos que le marque el Presidente de Sala o Sección o el titular del órgano judicial y a otros aspectos relacionados con los medios materiales y humanos necesarios y con el tiempo requerido para las citaciones.
  • Potenciación de las garantías del justiciable. Grabación de las vistas de modo generalizado, utilización de la firma electrónica reconocida, siempre que sea posible, en la grabación de las vistas, audiencias y comparecencias que garanticen la autenticidad e integridad de lo grabado. El documento eléctronico que contenga la grabación e incorpore la firma electrónica reconocida constituirá el acta a todos los efectos y en tal caso no será necesaria la presencia del Secretario Judicial en la sala, salvo solicitud anticipada por las partes o si se considera oportuno por el asunto.
  • Mejora de la regulación procesal a raíz de la experiencia práctica. Se unifica la regulación de las resoluciones procesales adaptando para ello lo establecido en la Ley de Enjuiciamiento Civil. Especial mención merecen en este apartado las resoluciones del Secretario Judicial reguladas en el artículo 144 bis de la Ley de Enjuiciamiento Civil: Diligencias tanto de ordenación como de constancia, comunicación o ejecución; Decretos de los que hemos hecho mención más arriba. También se unifica la denominación de los recursos interpuestos contra providencias y autos no definitivos en la jurisdicción social, desapareciendo el recurso de súplica que se sustituye por el de reposición (Art. 451 y ss. de la Ley de Enjuiciamiento Civil). Finalmente entraría en este apartado la posibilidad de los graduados sociales de firmar los recursos de suplicación a diferencia de lo que sucedia con anterioridad, cuando los recursos de suplicación elaborados por graduados sociales debían ser firmados por abogados.
  • Utilización de las nuevas tecnológias de la información. Posibilidad de que la publicidad en Boletines Oficiales sea sustituida por la utilización de medios telemáticos, informáticos o electrónicos. No obstante, esta posibilidad queda remitida a los términos reglamentarios. Modificación de la regulación de las subastas judiciales, para permitir que, siempre bajo la dirección del Secretario Judicial, puedan efectuarse pujas electrónicas, si se cuenta con medios para ello.
Las reformas en la Ley de Procedimiento Laboral:
A continuación pasamos a enumerar alguno de los cambios más importantes producidos en la Ley de Procedimiento Laboral:
  • Competencia: en la línea de eliminar especialidades procesales se eliminan las inhibitorias manteniendose como única vía para resolver los problemas de competencia la de la declinatoria regulada en el capítulo III de la Ley de Enjuiciamiento Civil.
  • Abstención y recusación: Si bien en cuanto a los jueces se sigue con la regulación anterior que se recoge en el artículo 15 de la Ley de Procedimiento Laboral, remitiéndosenos para los Secretarios Judiciales y demás funcionarios a la Ley de Enjuiciamiento Civil. Al final ambas normas se remiten a lo establecido por el art. 217 y siguientes de la Ley Orgánica del Poder Judicial.
  • Representación: Se elimina (posiblemente por un error) la necesidad de que el graduado social haya de estar colegiado para ejercer la representación en el procedimiento laboral. Se permite a los graduados sociales colegiados la presentación del recurso de suplicación, se les prohibe la presentación de recursos de casación que siguen reservados a los abogados.
  • Acumulación: Se autoriza al actor a acumular en su demanda cuantas acciones le competan contra el demandado aunque procedan de diferentes títulos, cuando todas ellas puedan tramitarse ante el mismo Juzgado o Tribunal. También se autoriza la acumulación de las acciones que uno o varios actores tengan contra uno o varios demandados siempre que entre esas acciones exista un nexo por razón del título o causa de pedir. No podrán ser objeto de acumulación las siguientes acciones: despido; extinción de los arts. 50 y 52 del Estatuto de los Trabajadores; materia electoral; movilidad geográfica; modificación sustancial de las condiciones de trabajo; derechos de conciliación de la vida, personal, familiar y laboral; impugnación de convenios colectivos; impugnación de los estatutos de los sindicatos; tutela de la libertad sindical y demás derechos fundamentales. A pesar de lo anterior si se podrán acumular: las acciones en materia de derechos fundamentales con la acción de indemnización y la acumulación de la acción de extinción del art. 50 del Estatuto de los Trabajadores con origen en el impago de salarios y la correspondiente reclamación de cantidades.
  • Actuaciones procesales: Serán autorizadas por el secretario judicial, tal y como establece la Ley de Enjuiciamiento Civil, se realizarán en días hábiles excluyendo los sábados y los días 24 y 31 de Enero. Se amplian las modalidades procesales en las que es hábil el mes de Agosto incluyendo: movilidad geográfica; modificación sustancial de las condiciones de trabajo; derechos de conciliación de la vida familiar y laboral del art. 138 bis de la Ley de Procedimiento Laboral; el ejercicio de acciones laborales derivadas de los derechos establecidos en la Ley Orgánica 1/2004 de 28 de Diciembre de Medidas de protección Integral de las Víctimas de la Violencia de Género. Además de las que se recogían anteriormente: despido; extinción del contrato de trabajo de los arts. 50 y 52 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores; vacaciones; materia electoral; conflictos colectivos; tutela de la libertad sindical y demás derechos fundamentales; actuaciones que tiendan directamente a asegurar la efectividad de los derechos reclamados o para las de aquellas que, de no adoptarse, puedan producir un perjuicio de difícil reparación. También podrá habilitar el Secretario Judicial días inhábiles, de darse alguna de las situaciones que se mencionan en el art. 43.5 de la Ley de Procedimiento Laboral. Finalmente y en cuanto a la presentación de los escritos se permite hasta las 15 horas del día hábil siguiente al del vencimiento del plazo tal y como establece la Ley de Enjuiciamiento Civil, prohibiéndose la presentación de escritos en el Juzgado que preste servicios de guardia.
  • Actos de comunicación. Se llevarán a cabo en los locales de la oficna judicial. Por parte del cuerpo de auxilio judicial.
  • La admisión de demanda. Como acto de trámite reglado, corresponde al secretario judicial por decreto. Sin embargo la inadmisión, por su carácter, excepcional y sólo en los casos previstos legalmente, corresponderá al juez.
  • La celebración del acto de conciliación. También corresponderá al secretario judicial que aprobará el acuerdo por decreto, salvo que considere que puede haber lesión grave para una de las partes por fraude o abuso de derecho, en este caso se celebrará el juicio. Si hay suspensión del juicio a petición de ambas partes, se prevée una nueva intervención del secretario judicial para intentar el acuerdo. Finalmente se amplian las excepciones a la necesidad de conciliación judicial o reclamación previa en los casos de movilidad geográfica, modificación sustancial de las condiciones de trabajo, derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral a los que se refiere el artículo 138 bis de la Ley de Procedimiento Laboral y el ejercicio de las acciones laborales derivadas de los derecho establecidos en la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, que se añaden a las anteriormente vigentes.
  • En materia de prueba: Se cambia el nombre de la confesión judicial por el de interrogatorio de las partes en linea con la unificación de muchos aspectos con el regimen de la Ley de Enjuiciamiento Civil.
    En cuanto a la prueba pericial se extiende la prueba de dictamen de organismo competente en discriminación que anteriormente sólo existía en los casos de discriminación sexual a los juicios por todo tipo de discriminación.
    Finalmente se cambia el nombre de las actuales diligencias para mejor proveer por el de diligencias finales, cuando nada tienen que ver ambas instituciones. Mientras las diligencias para mejor proveer se acuerdan de oficio y en las mismas se puede realizar cualquier prueba. Las diligencias finales, reguladas en la Ley de Enjuiciamiento Civil; responden al principio de justicia rogada (sólo se acuerdan a instancia de parte) y sólo en el caso de pruebas que no se pudieron plantear en su momento procesal oportuno. Puesto que el art. 88 de la Ley de Procedimento Laboral que las regula no ha cambiado de redacción posiblemente se trate de un error del legislador.
  • La ejecución: permanece igual que anteriormente salvo que todas las menciones que en la ley anterior se hacían al juez ahora se hacen al secretario judicial pasando a ser uno de sus principales ámbitos de su actuación.
Bibliografía:
Soluciones burocráticas a los problemas de la justicia social: puntos críticos de la nueva oficina judicial -Cristobal Molina Navarrete, Revista CEF Trabajo y Seguridad Social número 323 de Febrero de 2010-
El orden jurisdiccional social ante la nueva oficina judicial: análisis crítico -Eduardo Sanchez Alvarez, Revista CEF Trabajo y Seguridad Social número 321 de Diciembre de 2009-

domingo, 6 de junio de 2010

EL SINDROME DEL EDIFICIO ENFERMO

Concepto:

Se entiende por edificios enfermos, aquellos edificios en los cuales sus ocupantes presentan quejas referentes a su salud en una proporción superior al 20%. Se conoce como síndrome del edificio enfermo al conjunto de síntomas diversos que presentan sus ocupantes y que pueden ser:
  • Irritación de ojos, nariz, garganta.
  • Sequedad en membranas mucosas y piel.
  • Ronquera.
  • Respiración dificultosa.
  • Erupciones cutaneas.
  • Picores.
  • Hipersensibilidades inespecíficas (asma, alveolitis alérgica, neumonia por hipersensibilidad, fiebre del himidificador, rinitis alérgica).
  • Nauseas, mareos y vértigos.
  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga mental.
  • Infecciones respiratorias y resfriados en una proporción superior a la normal.
Dichas molestias son más frecuentes: por la tarde que por la mañana; entre el personal de oficina que entre el personal directivo; cuando menos control se tiene sobre las condiciones ambientales del entorno.

Características:

El edificio enfermo generalmente comparte una serie de características, cuales son:

  • Sistemas de ventilación forzada con recirculación parcial del aire.
  • Construcción ligera y poco costosa.
  • Superficies interiores recubiertas con materia textil.
  • Normalmente herméticos.
  • Ambiente térmico homogeneo.
Factores de riesgo:
Como factores de riesgo que desembocan en las dolencias más arriba señaladas podemos enumerar:
  • Contaminantes ambientales.Entre los mismos encontramos una amplia variedad de sustancias que pueden ser: procedentes del ser humano como el CO2, vapor de agua, humo de tábaco (entre cuyos componentes se encuentran el CO, aldehídos, metales, Oxidos de nitrógeno, etc.); procedentes de los materiales de construcción y decoración como el formaldehído, vapores orgánicos, polvos, fibras de asbestos, de vidrios, de textiles; procedentes de los trabajo de oficina y mantenimiento como correctores del ozono, biocidas, productos de limpieza desodorante; procedentes del exterior del edificio como SO2, radón, humos de escape de automóviles.
    Especial mención merecén entre los contaminantes ambientales los aerosoles biológicos o partículas transportadas por el aire constituidas por seres vivos, moléculas grandes o liberadas de seres vivos. Así podemos encontrarnos bacterias, virus, hongos o ácaros que pueden originar los catarros y gripes, la legionelosis o la fiebre de pontiac originada por aerosoles generados en torres de refrigeración, condensadores de evaporacíon, bañeras con chorros de agua a presión y cabezales de ducha, la fiebre Q, y otras muchas.
    Los límites para los contaminantes citados en ambientes interiores no están nada claros puesto que los criterios publicados por la ACGIH (Américan Conference of Industrial Hygienists) a través de los TLV's (Threshold Limit Value), para numerosas sustancias, no son válidas para espacios interiores dada la gran cantidad de contaminantes presentes en los mismos que pueden hacer actuar efectos aditivos, sinérgicos o antagónicos entre los mismos. Para solventar dicho problema ASHRAE (American Society of Heating, Refrigerating and Air-Conditioning) recomienda aplicar unos límites superiores de 10/TLV a cada sustancia presente en el ambiente interior. También la OMS (Organización Mundial de la Salud) propone los siguientes límites:



  • Olores.Pueden provocar disconfort sensorial, ansiedad y estrés.
  • Iones.Algunos estudios achacan los síntomas del Sindrome del Edificio Enfermo a la ausencia de iones negativos, si bien no existen datos determinantes al respecto.
  • Iluminación.Se recomiendan entre 500 y 1000 lux para trabajos de oficina. En trabajos con PVD (Pantallas de Visualización de datos la mayoría de autores recomiendan entre 150-300 lux para pantalla con carácteres claros en fondo oscuro y 500 lux en teclado y documentos.
  • Ruido.Se recomienda entre 60 y 70 dB(A). Hay que tener en cuenta que los infrasonidos, los ruidos de baja frecuencia y tonos puros pueden causar irritabilidad y molestias.
  • Vibraciones.
  • Ambiente térmico.Se recomienda por la ISO 7730-1984: En Invierno 22ºC con + ó - 2ºC y en verano 24,5ºC con + ó - 1º C. Por su parte el R.D. 486/1997 de 14 de Abril por el que se establecen las disposiciones mínimas de Seguridad y Salud en los lugares de trabajo dice que las temperaturas estarán entre los 17ºC y los 27ºC para trabajos sedentarios y entre los 14ºC y los 25ºC para trabajos ligeros.
  • Humedad Relativa.Los valores generalmente recomendados son entre un 20% y un 60%, si bien el Real Decreto 486/1997 anteriormente mencionado establece unos valores de entre el 30% y el 70%, no siendo inferiores al 50% siempre que exista electricidad estática.
  • Ventilación.Según el R.D. 486/1997 de lugares de trabajo, la renovación mínima del aire de los locales de trabajo, será de 30 m3 por hora y trabajador, en el caso de trabajos sedentarios, en ambientes no calurosos ni contaminados por humo. En el resto de casos la renovación mínima será de 50 m3.
  • Factores psicosociales.Entre los mismos estarían la organización del trabajo, insatisfacción general, tiempo de trabajo, contenido de la tarea, comunicación y relaciones en la empresa. Unos factores psicosociales negativos aumentan el estrés del trabajador haciéndole más influenciable a los factores ambientales y por tanto a las molestias originadas por el Síndrome del Edificio Enfermo.
Procedimiento de Evaluación:

Se pondría en marcha cuando se sospecha la existencia del problema por las quejas de los trabajadores. El procedimiento a seguir consta de varias fases cada una de ellas con mayor costo que la anterior. Si bien no es preciso llegar hasta la última fase si antes de la misma se da con el problema concreto y se resuelve:
Primera Fase: Se trata de la investigación inicial tanto de los síntomas y su prevalencia, a través del cuestionario que se recoge en las Notas Técnicas de Prevención 290 ó 380 del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, como de la obtención de datos del edificio, tales como: edad, renovaciones del edificio, ocupación del mismo, volumen de aire por persona, sistema de ventilación, programas de mantenimiento y limpieza de las instalaciones, medidas de clima interior. También es útil en esta fase la inspección directa del edificio y la toma de las primeras mediciones sencillas de parámetros básicos orientativos del estado general de edificio como: concentración de CO2, temperatura y humedad y volumenes de aire en los difusores de entrada y en las rejillas de salida.
Al final de esta fase si se evidencia la existencia de una situación de Sindrome de Edificio Enfermo se iniciará la segunda fase, salvo que de la investigación inicial se desprenda la causa del Síndrome investigado y con la toma de medidas correctivas se hubiera solucionado el problema.
Segunda Fase: Medidas de inspección y guía. Se comparará el uso y el funcionamiento actual del edificio con el diseño y la función de la planta original y se tomarán acciones correctoras puntuales. Para ello se planterán hipótesis de trabajo a partir de las observaciones realizadas y del estudio de los cuestionarios. Se completarán las medidas de indicadores de eficacia de la ventilación y del clima, se controlarán las corrientes de aire y se evaluaran los factores que en los cuestionarios se mencionen como molestos. Si pasados unos meses, y contestado el cuestionario, al que haciamos mención en la fase anterior, las acciones correctoras puntuales adoptadas no hubieran tenido resultado se pasará a la fase siguiente.
Tercera Fase: Análisis completo y promenorizado del sistema de ventilación y del clima del ambiente interior, calidad del aire interior y factores con posible relación con el Sindrome del Edificio Enfermo. Se adoptarán las medidas correctoras que se desprendan del citado análisis y si no se obtienen resultados en unos meses se pasará a la fase siguiente.
Cuarta Fase: examen médico e investigaciones asociadas. De trabajadores con y sin síntomas y que se harán en base a unas causas concretas, asociadas a una hipótesis de trabajo. Posteriormente se aplicarán las medidas correctoras que hagan posible la solución del problema.
Una vez solucionado el problema es necesario establecer controles para que los problemas no vuelvan a producirse en el futuro.
Médidas a adoptar para la resolución de los problemas derivados de Síndrome del Edificio Enfermo.
Cuando los problemas sean atribuibles a una pobre calidad del aire la medidas serían las clásicas de la higiene industrial, es decir: las que actuan sobre el foco de contaminación; sobre el medio de transmisión o bien sobre el trabajador expuesto.
  • Sobre el foco contaminante: Prohibiendo fumar en el interior del edificio o en areas restringidas con aire no recirculante, trasladando equipos contaminantes (impresoras) a áreas menos ocupadas o mejor ventiladas, eliminando humedades y gases con un correcto mantenimiento de las instalaciones (torres de refrigeración, humidificadores, etc.), limpieza adecuada de las instalaciones, sustituir materiales de construcción dañados o defectuosos, sustituir materiales de oficina inadecuados (por ejemplo que contengan disolventes).
  • Sobre el medio: Aislar o eleminar los contaminantes controlando las relaciones de presión ajustando los reguladores de presión o instalando extracción localizada, manteniendo circuitos independientes de ventilación para las zonas contaminantes, situar a las fuentes contaminantes cerca de los registros de extracción del aire, cierre de puertas.
    Otra actuación posible es la de diluir los contaminantes con un aire exterior menos contaminado de esta forma se logra la disminución de la concentración de los contaminantes disminuyendo su peligrosidad. Para conseguirlo se puede aumentar el suministro total de aire o disminuir la recirculación de aire interior o situando a los ocupantes cerca de los suministros de aire. Finalmente se puede controlar la limpieza del aire a través de técnicas como el filtrado de partículas, la precipitación electrostática, la absorción, la adsorción, la utilización de ozonizadores para controlar olores y microorganismos, utilización de productos químicos antagónicos, secado del aire, radiación ultravioleta.
  • Sobre el receptor: Informando a los ocupantes sobre la realización de actividades que puedan generar contaminación para que estos eviten entrar en contacto con los contaminantes o cambiando de sitio a las personas sensibles y trasladándolas a zonas donde no manifiesten síntomas.
Más información:

http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/201a300/ntp_289.pdf
http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/201a300/ntp_290.pdf
http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/301a400/ntp_380.pdf

AVISO LEGAL

1. DATOS IDENTIFICATIVOS: El presente blog es propiedad de Manuel Leva Fernández N.I.F. 52.183.757-T con despacho abierto en el Paseo de las Delicias, 30 2º C.P.28045 de Madrid.
2. DATOS COLEGIALES:EL TITULAR del blog es abogado colegiado número 88.258 del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.
3. POLÍTICA DE ENLACES: Salvo en el caso del enlace a la web del despacho profesional EL TITULAR del blog no ejerce ningún control sobre el resto de sitios y contenidos enlazados. En ningún caso EL TITULAR del blog asumirá responsabilidad alguna por los contenidos de algún enlace perteneciente a un sitio web ajeno, ni garantizará la disponibilidad técnica, calidad, fiabilidad, exactitud, amplitud, veracidad, validez y constitucionalidad de cualquier material o información contenida en ninguno de dichos hipervínculos u otros sitios de internet. Igualmente la inclusión de estas conexiones externas no implicará ningún tipo de asociación, fusión o participación con las entidades conectadas.
4. DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL E INDUSTRIAL: EL TITULAR del blog es propietario de todos los derechos de propiedad intelectual e industrial del blog, así como de los elementos contenidos en ellas. Todos los derechos reservados en virtud de lo dispuesto en los artículos 8 y 32.1, párrafo segundo, de la LPI, quedan expresamente prohibidas la reproducción, la distribución y la comunicación pública, incluida su modalidad de puesta a disposición, de la totalidad o parte de los contenidos de este blog, con fines comerciales, en cualquier soporte y por cualquier medio técnico sin la autorización DEL TITULAR . EL USUARIO se compromete a respetar los derechos de Propiedad Intelectual e Industrial titularidad DEL TITULAR.
5. RESPONSABILIDAD DE TITULAR, POR LOS DAÑOS QUE PUEDAN SURGIR DURANTE LA VISITA A NUESTRO BLOG: EL TITULAR no se hace responsable en ningún caso de los daños y perjuicios de cualquier naturaleza que pudieran ocasionar, a título enunciativo: errores u omisiones en los contenidos, falta de disponibilidad del blog, o la transmisión de virus o programas maliciosos o lesivos en los contenidos, a pesar de haber adoptado todas las medidas tecnológicas para evitarlo.
6. COOKIES: El presente blog no utiliza cookies.
7. JURISDICCIÓN Y LEYES APLICABLES: En cuanto a la jurisdicción competente y las leyes aplicables para resolver cuestiones relacionadas con el presente blog serán las españolas.