Free xml sitemap generator Derecho Laboral y Otras cosas: junio 2014

PRESENTACIÓN.

Con este blog vamos a intentar, a través de la publicación periódica de artículos, dar una visión actual del derecho laboral y de la prevención de riesgos laborales. Intentaremos con dicha información resultar útil a aquellos empresarios, trabajadores y profesionales que estén interesados en estos temas.

viernes, 13 de junio de 2014

LA CLASIFICACIÓN PROFESIONAL

En el presente post vamos a tratar brevemente un tema que concentra una gran litigiosidad bien por que un trabajador considera que realiza funciones superiores a las que por convenio y contrato le corresponden y quiere que se le reconozcan y retribuyan adecuadamente o lo que es más común en el momento del despido para cuantificar correctamente la indemnización correspondiente al mismo. 

EL SISTEMA DE CLASIFICACIÓN PROFESIONAL.

En toda empresa podemos encontrar un sistema de clasificación profesional que se recoge en el Convenio de aplicación de la empresa y que se ha pactado por la empresa y los representantes de los trabajadores. Dicho Convenio puede ser de diversos ámbitos: de empresa, provincial, autonómico, sectorial o estatal ¿Es sólo posible regular la clasificación profesional solo a través de Convenio Colectivo? No, el artículo 22.1 del Estatuto de los Trabajadores dice:
"Mediante la negociación colectiva o, en su defecto, acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores, se establecerá el sistema de clasificación profesional de los trabajadores por medio de grupos profesionales."
Es decir sería posible en el caso de empresas cuyo Convenio Colectivo no regule la clasificación profesional regular dicha materia a través de los llamados pactos de empresa y si bien lo normal es que la mayoría de Convenios tengan regulada dicha materia, bien podría la empresa firmar un Convenio de Empresa propio en cuyas cláusulas podría adaptar lo establecido en el Convenio Colectivo de aplicación a las particularidades de la empresa, sin que sea posible alterar la estructura profesional, prescindiendo de niveles profesionales o áreas funcionales, tal y como establece el art. 84.2 del Estatuto de los Trabajadores:

"2. La regulación de las condiciones establecidas en un convenio de empresa, que podrá
negociarse en cualquier momento de la vigencia de convenios colectivos de ámbito superior,
tendrá prioridad aplicativa respecto del convenio sectorial estatal, autonómico o de ámbito
inferior en las siguientes materias:
a) La cuantía del salario base y de los complementos salariales, incluidos los vinculados
a la situación y resultados de la empresa.
b) El abono o la compensación de las horas extraordinarias y la retribución específica del
trabajo a turnos.
c) El horario y la distribución del tiempo de trabajo, el régimen de trabajo a turnos y la
planificación anual de las vacaciones.
d) La adaptación al ámbito de la empresa del sistema de clasificación profesional de los
trabajadores.

e) La adaptación de los aspectos de las modalidades de contratación que se atribuyen
por la presente Ley a los convenios de empresa.
f) Las medidas para favorecer la conciliación entre la vida laboral, familiar y personal.
g) Aquellas otras que dispongan los acuerdos y convenios colectivos a que se refiere el
artículo 83.2.
Igual prioridad aplicativa tendrán en estas materias los convenios colectivos para un
grupo de empresas o una pluralidad de empresas vinculadas por razones organizativas o
productivas y nominativamente identificadas a que se refiere el artículo 87.1.
Los acuerdos y convenios colectivos a que se refiere el artículo 83.2 no podrán disponer
de la prioridad aplicativa prevista en este apartado."

La clasificación profesional se hará en función de grupos profesionales de esta forma se elimina la mención que hacia el mismo, en su redacción anterior al RDL 3/2012 de 10 de febrero, a las categorías profesionales concepto más restringido que el anterior, y por tanto permite al empresario una mayor libertad de acción para atribuir al trabajador unas funciones.

La estructura del sistema profesional del Convenio debe respetar la igualdad entre hombres y mujeres sin que se pueda producir discriminación directa o indirecta por razón de sexo. Por ejemplo existiría discriminación indirecta cuando a pesar de realizar las mismas funciones se clasifica de forma distinta a hombres y mujeres siendo superior el salario de los primeros (STC 145/1991) o cuando la diversificación formal aún cuando es correcta enmascara la infravaloración de trabajos de valor igual (STJCE 1-7-86 asunto Dummler-Dato Druck) o en los casos en que los criterios definitorios de los grupos profesionales tienen en cuenta, sin una razón objetiva que lo justifique, características o cualidades netamente masculinas o femeninas. Si se permiten sin embargo criterios de discriminación positiva de forma que a igualdad de condiciones tengan preferencia las personas del sexo menos representado. ¿Lo anterior quiere decir que si están permitidas otras formas de discriminación distintas a las procedentes del genero? evidentemente no, pues una práctica de dicho tipo sería contraria tanto a lo establecido en el art. 2 c) y 17.1 del Estatuto de los Trabajadores como en el art. 14 de la Constitución Española.

No tendría nada que ver con lo anterior el hecho de que se exigiera algún tipo de titulación para acceder a un grupo profesional, posibilidad esta completamente legal siempre que tal exigencia no resulte arbitraria o discriminatoria y tenga como fin mantener el nivel cultural y técnico que resulte más adecuado para una actividad profesional determinada.

Ahora vamos a hablar de un caso que se da a menudo en las empresas y al que no se presta mayor atención, cual es el de la polivalencia funcional ¿en cuantas ocasiones no hay trabajadores que realizan puntualmente trabajos propios de otro grupo profesional distinto del de adscripción? ¿En cuantas ocasiones dichos trabajadores o su representación legal no reclaman, con todo el derecho, que se abone a dichos trabajadores el salario correspondiente a las funciones de superior categoría por los tiempos trabajados en la misma?. Pues bien dicho problema tiene una solución en el Estatuto de los Trabajadores, cuyo artículo 22.4 dice:
"4. Por acuerdo entre el trabajador y el empresario se asignará al trabajador un grupo profesional y se establecerá como contenido de la prestación laboral objeto del contrato de trabajo la realización de todas las funciones correspondientes al grupo profesional asignado o solamente de alguna de ellas. Cuando se acuerde la polivalencia funcional o la realización de funciones propias de más de un grupo, la equiparación se realizará en virtud de las funciones que se desempeñen durante mayor tiempo."
Es decir es posible establecer en el contrato del trabajador que realizará las funciones propias de más de un grupo, asignando al trabajador a las funciones que desempeñe durante un mayor periodo de tiempo. Es necesario no confundir dicha situación de polivalencia funcional con la movilidad funcional, la primera siempre se produce por acuerdo entre empresario y trabajador, mientras que la segunda se da por la única voluntad del empresario.

EL CONTENIDO DE LA PRESTACIÓN LABORAL.

El principal efecto jurídico de la clasificación profesional que se produce con la firma del contrato de trabajo es determinar el objeto del contrato de trabajo en facetas como:

Trabajo convenido, prestación debida y prestación exigible.

En principio las tareas del trabajador serán las propias del grupo profesional que consten en el contrato de trabajo y por tanto se fijarán por mutuo acuerdo entre trabajador y empresario, si bien como estas tareas suelen determinarse genéricamente son posteriormente especificadas libremente por parte del empresario, en virtud de su poder de dirección, pudiendo especificarse el tipo de trabajo, el lugar de trabajo, el horario del mismo, el rendimiento, etc. Evidentemente nada se opone a que este especificación del trabajo se lleve a cabo de mutuo acuerdo y no unilateralmente por el empresario, si bien no es esto lo que ocurre normalmente

Dicho trabajo convenido puede cambiar a lo largo de la vida profesional del trabajador fundamentalmente debido a la promoción profesional y a la movilidad funcional del trabajador en este sentido debemos recordar que el art. 39 del Estatuto de los trabajadores establece que la encomienda de funciones distintas ha de tener su justificación en causas técnicas y organizativas y sólo por el tiempo imprescindible para su atención, además :
  • Encomienda de funciones superiores: si se hace por un tiempo superior a 6 meses durante un año u 8 meses durante dos años, dichos periodos se podrán cambiar a través de la negociación colectiva, dará lugar al derecho de ascenso del trabajador si a ello no obsta lo establecido en Convenio Colectivo, con lo que habrá que estar muy pendiente de lo que dice dicho Convenio Colectivo en materia de ascensos a la hora de reclamar el mismo. En cualquier caso tendrá el trabajador derecho al salario correspondiente a las funciones realizadas.

LA DETERMINACIÓN DEL SALARIO.

La clasificación profesional del trabajador va a determinar la cuantía salarial que va a recibir éste a cambio de los servicios prestados bien por la asignación a un grupo profesional o por la asignación de un nivel retributivo.

OTROS EFECTOS.

Los Convenios Colectivos también pueden variar el tratamiento de unos trabajadores y otros según su clasificación profesional en otros aspectos, como: duración del periodo de prueba (Art. 14 del Estatuto de los Trabajadores y , Convenio de aplicación); el plazo de preaviso en caso de la extinción del contrato de trabajo (Art. 49.1.d) del Estatuto de los Trabajadores y Convenio de aplicación); el régimen de jurídicos de promoción y ascensos; la jornada de trabajo que puede variar en virtud de lo que establezca el Real Decreto 1561/1995 de 21 de Septiembre sobre jornadas especiales de trabajo. 

AVISO LEGAL

1. DATOS IDENTIFICATIVOS: El presente blog es propiedad de Manuel Leva Fernández N.I.F. 52.183.757-T con despacho abierto en el Paseo de las Delicias, 30 2º C.P.28045 de Madrid.
2. DATOS COLEGIALES:EL TITULAR del blog es abogado colegiado número 88.258 del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.
3. POLÍTICA DE ENLACES: Salvo en el caso del enlace a la web del despacho profesional EL TITULAR del blog no ejerce ningún control sobre el resto de sitios y contenidos enlazados. En ningún caso EL TITULAR del blog asumirá responsabilidad alguna por los contenidos de algún enlace perteneciente a un sitio web ajeno, ni garantizará la disponibilidad técnica, calidad, fiabilidad, exactitud, amplitud, veracidad, validez y constitucionalidad de cualquier material o información contenida en ninguno de dichos hipervínculos u otros sitios de internet. Igualmente la inclusión de estas conexiones externas no implicará ningún tipo de asociación, fusión o participación con las entidades conectadas.
4. DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL E INDUSTRIAL: EL TITULAR del blog es propietario de todos los derechos de propiedad intelectual e industrial del blog, así como de los elementos contenidos en ellas. Todos los derechos reservados en virtud de lo dispuesto en los artículos 8 y 32.1, párrafo segundo, de la LPI, quedan expresamente prohibidas la reproducción, la distribución y la comunicación pública, incluida su modalidad de puesta a disposición, de la totalidad o parte de los contenidos de este blog, con fines comerciales, en cualquier soporte y por cualquier medio técnico sin la autorización DEL TITULAR . EL USUARIO se compromete a respetar los derechos de Propiedad Intelectual e Industrial titularidad DEL TITULAR.
5. RESPONSABILIDAD DE TITULAR, POR LOS DAÑOS QUE PUEDAN SURGIR DURANTE LA VISITA A NUESTRO BLOG: EL TITULAR no se hace responsable en ningún caso de los daños y perjuicios de cualquier naturaleza que pudieran ocasionar, a título enunciativo: errores u omisiones en los contenidos, falta de disponibilidad del blog, o la transmisión de virus o programas maliciosos o lesivos en los contenidos, a pesar de haber adoptado todas las medidas tecnológicas para evitarlo.
6. COOKIES: El presente blog no utiliza cookies.
7. JURISDICCIÓN Y LEYES APLICABLES: En cuanto a la jurisdicción competente y las leyes aplicables para resolver cuestiones relacionadas con el presente blog serán las españolas.