Free xml sitemap generator Derecho Laboral y Otras cosas: noviembre 2014

PRESENTACIÓN.

Con este blog vamos a intentar, a través de la publicación periódica de artículos, dar una visión actual del derecho laboral y de la prevención de riesgos laborales. Intentaremos con dicha información resultar útil a aquellos empresarios, trabajadores y profesionales que estén interesados en estos temas.

domingo, 2 de noviembre de 2014

LA CESIÓN ILEGAL DE TRABAJADORES

Artículo 43 Cesión de trabajadores
1. La contratación de trabajadores para cederlos temporalmente a otra empresa sólo podrá efectuarse a través de empresas de trabajo temporal debidamente autorizadas en los términos que legalmente se establezcan.
2. En todo caso, se entiende que se incurre en la cesión ilegal de trabajadores contemplada en el presente artículo cuando se produzca alguna de las siguientes circunstancias: que el objeto de los contratos de servicios entre las empresas se limite a una mera puesta a disposición de los trabajadores de la empresa cedente a la empresa cesionaria, o que la empresa cedente carezca de una actividad o de una organización propia y estable, o no cuente con los medios necesarios para el desarrollo de su actividad, o no ejerza las funciones inherentes a su condición de empresario.
3. Los empresarios, cedente y cesionario, que infrinjan lo señalado en los apartados anteriores responderán solidariamente de las obligaciones contraídas con los trabajadores y con la Seguridad Social, sin perjuicio de las demás responsabilidades, incluso penales, que procedan por dichos actos.
4. Los trabajadores sometidos al tráfico prohibido tendrán derecho a adquirir la condición de fijos, a su elección, en la empresa cedente o cesionaria. Los derechos y obligaciones del trabajador en la empresa cesionaria serán los que correspondan en condiciones ordinarias a un trabajador que preste servicios en el mismo o equivalente puesto de trabajo, si bien la antigüedad se computará desde el inicio de la cesión ilegal.

CONCEPTO.

Si bien la descentralizacion productiva y la subcontratación son generalmente lícitas y están protegidas por la libertad de empresa consagrada por el artículo 38 de nuestra Constitución, existen casos en los que se puede contempla su utilización fraudulenta de forma que con dicha práctica lo único que se pretende es degradar las condiciones laborales de los trabajadores.

En estos casos nos encontramos con una relación triangular en la que aparecen los siguientes actores:
  • Empresa cedente. Es la que tiene la relación formal con el trabajador, siendo la titular del contrato de trabajo, si bien se trata de una empresa que es real no pone su organización empresarial a disposición de la empresa cesionaria, careciendo de independencia funcional, organizativa y material respecto a la misma. Se limita a poner a disposición de la cesionaria los trabajadores que esta necesita. Historicamente se había considerado también existente la situación de cesión ilegal en los casos en que la empresa cedente era una mera fachada sin existencia real y que no poseía una infraestructura propia e independiente (testaferro). En la actualidad sin embargo se cree que se da mejor respuesta a esta última situación desde la aplicación de la doctrina del levantamiento del velo.
  • Empresa cesionaria. Empresa cesionaria es la que recibe los servicios de los trabajadores cedidos ilegalmente, además es el empresario real que organiza el trabajo, gestiona y dirige la actividad del trabajador.
  • El trabajador. Que es contratado por la cedente, de la cual aparece como trabajador a efectos formales, pero que realiza su trabajo en completa dependencia de la empresa cesionaria.
Un ejemplo en cuanto a indicios de los que pueda resultar la cesión ilegal y que nos pueden ayudar a comprender este complejo fenómeno serían los siguientes: cuando la empresa cedente carece de una organización propia y estable; cuando se suministra mano de obra pero no los elementos materiales necesarios (maquinaria, herramientas, ropa de trabajo, equipos de protección individual, etc.); cuando no existen ni cuadros intermedios que den ordenes y controlen la prestación del trabajo; cuando la cesionaria es la única cliente del cedente que además carece de cualquier tipo de actividad ajena a la realizada para el cesionario; etc.

LAS EMPRESAS DE TRABAJO TEMPORAL.

Dichas empresas son las únicas que pueden realizar la actividad de cesión de trabajadores de forma completamente legal, salvo en dos situaciones:
  • Falta de autorización para actuar como tales Empresas de Trabajo Temporal, si bien en estos casos no se puede hablar de existencia de una auténtica Empresa de Trabajo Temporal.
  • Cuando el contrato de puesta a disposición entre la empresa principal y la Empresa de Trabajo Temporal sea en fraude de ley. Por ejemplo cuando se contrata a trabajadores de dichas empresas para cubrir puestos de trabajo que no cumplen los requisitos que establece el art. 15 del Estatuto de los Trabajadores para celebrar contratos de duración determinada ( contrato de interinidad, contratos de obra y servicio determinado, eventuales por acumulación de tareas o exceso de pedidos).

CONSECUENCIAS DE LA CESIÓN ILEGAL.

ADMINISTRATIVAS.

La cesión de trabajadores en los términos prohibidos por la legislación constituye una infracción laboral muy grave sancionable con multa de entre 6.251 y 187.515 €.

También responden solidariamente cedente y cesionario de las cotizaciones y prestaciones de la Seguridad Social.

PENALES.

El tráfico ilegal de mano de obra puede constituir un delito contra los derechos de los trabajadores del art. 312 del Código Penal.

LABORALES.

DERECHO DE OPCIÓN DEL TRABAJADOR CEDIDO.

Los trabajadores cedidos ilegalmente pueden adquirir la condición de fijos, a su elección en la empresa cedente o en la cesionaria. Dicho derecho sólo se puede ejercer si subsiste la cesión en el momento de presentar la correspondiente demanda declarativa de la cesión ilegal. En otro caso se entiende que el trabajador aceptó tácitamente la situación de cesión ilegal y no cabría reclamación.

EN CASO DE DESPIDO.

Se puede hacer referencia en la demanda de despido a la ilegalidad de la cesión y el juzgado al conocer de la misma esta obligado a dirimir su existencia y a extraer las correspondientes consecuencias. En estos casos la demanda está sometida al plazo de caducidad de 20 días. De declararse el despido improcedente. En primer lugar el trabajador opta por integrarse en la plantilla más adecuada a sus intereses y posteriormente la empresa por la que optó decide si opta o no por la readmisión (ello siempre y cuando no se trate de un trabajador al que la legislación de la facultad de optar: delegados sindicales; Representantes Legales de los Trabajadores, etc. o cuando el Convenio Colectivo de aplicación no de la facultad de optar en estos casos al trabajador). Si no se opta por la readmisión tanto la empresa cedente como la cesionaria responden solidariamente de la indemnización. El salario regulador a efectos de la indemnización es el que debió percibir en la cesionaria el trabajador, siempre que sea superior al entregado por el cedente.

FIJEZA EN LA PLANTILLA.

Otro de los efectos anudados al hecho de la cesión ilegal del trabajador es que su contrato se convierte en fijo, sea la que sea la duración del contrato firmado con el mismo.

Cuando la cesionaria es una Administración Pública y en caso de que el trabajador opte por incorporarse a dicha Administración no se obtiene la fijeza, sino la indefinidad que supone que el trabajador sólo tiene asegurado el puesto de trabajo hasta que la Administración realiza un proceso selectivo para cubrir dicha plaza conforme a los principios de publicidad, igualdad, mérito y capacidad.

ADQUISICIÓN DE DERECHOS Y OBLIGACIONES EXISTENTES EN LA CESIONARIA.

  • Salario: será el de la empresa cesionaria para un trabajador del mismo grupo profesional y antigüedad, siempre que sea superior al de la empresa cedente.
  • Antigüedad Se computa desde el primer contrato si este es simultaneo a la cesión ilegal y desde la cesión en otro caso.

AVISO LEGAL

1. DATOS IDENTIFICATIVOS: El presente blog es propiedad de Manuel Leva Fernández N.I.F. 52.183.757-T con despacho abierto en el Paseo de las Delicias, 30 2º C.P.28045 de Madrid.
2. DATOS COLEGIALES:EL TITULAR del blog es abogado colegiado número 88.258 del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.
3. POLÍTICA DE ENLACES: Salvo en el caso del enlace a la web del despacho profesional EL TITULAR del blog no ejerce ningún control sobre el resto de sitios y contenidos enlazados. En ningún caso EL TITULAR del blog asumirá responsabilidad alguna por los contenidos de algún enlace perteneciente a un sitio web ajeno, ni garantizará la disponibilidad técnica, calidad, fiabilidad, exactitud, amplitud, veracidad, validez y constitucionalidad de cualquier material o información contenida en ninguno de dichos hipervínculos u otros sitios de internet. Igualmente la inclusión de estas conexiones externas no implicará ningún tipo de asociación, fusión o participación con las entidades conectadas.
4. DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL E INDUSTRIAL: EL TITULAR del blog es propietario de todos los derechos de propiedad intelectual e industrial del blog, así como de los elementos contenidos en ellas. Todos los derechos reservados en virtud de lo dispuesto en los artículos 8 y 32.1, párrafo segundo, de la LPI, quedan expresamente prohibidas la reproducción, la distribución y la comunicación pública, incluida su modalidad de puesta a disposición, de la totalidad o parte de los contenidos de este blog, con fines comerciales, en cualquier soporte y por cualquier medio técnico sin la autorización DEL TITULAR . EL USUARIO se compromete a respetar los derechos de Propiedad Intelectual e Industrial titularidad DEL TITULAR.
5. RESPONSABILIDAD DE TITULAR, POR LOS DAÑOS QUE PUEDAN SURGIR DURANTE LA VISITA A NUESTRO BLOG: EL TITULAR no se hace responsable en ningún caso de los daños y perjuicios de cualquier naturaleza que pudieran ocasionar, a título enunciativo: errores u omisiones en los contenidos, falta de disponibilidad del blog, o la transmisión de virus o programas maliciosos o lesivos en los contenidos, a pesar de haber adoptado todas las medidas tecnológicas para evitarlo.
6. COOKIES: El presente blog no utiliza cookies.
7. JURISDICCIÓN Y LEYES APLICABLES: En cuanto a la jurisdicción competente y las leyes aplicables para resolver cuestiones relacionadas con el presente blog serán las españolas.